Perder peso jugo aloe vera

Jugo de Aloe Vera, el compañero ideal para los excesos navideños

Cada enero sentimos como los excesos navideños nos llevan a plantearnos una limpieza y depuración interna que ayuden a recuperarnos tanta comilona, desajuste de horarios, trasnochadas… Lo peor, a mí parecer, es esa sensación que nos queda de hartazgo e hinchazón interno. Señal de que hemos seguido una dieta poco equilibrada y con degustes muy copiosos. Por ello llega el momento de hacer limpieza, eliminar líquidos y hacer que las grasas abandonen nuestro cuerpo. y qué mejor que aprovechar los beneficios del Jugo de Aloe Vera.

 

La planta de Aloe Vera ha ido adquiriendo en los últimos años más y más popularidad al integrarse como componente base de una gran variedad de productos de cosmética y belleza, pero lo que muchas personas no han descubierto aún es que su uso a nivel interno es excelente para mejorar nuestra salud, ya que posee más de 240 nutrientes que aportan beneficios increíbles para nuestro cuerpo

Según los estudios llevados a cabo por centenares de expertos, el Aloe es el mayor regenerador celular que existe. Entre muchas otras cualidades, esta planta se comporta en nuestro organismo como cicatrizante, antiinflamatorio, antioxidante, antienvejecimiento, alcalinizante, promueve, aumenta y fortalece el sistema inmunitario… Incluso ayuda a regular problemas circulatorios, además de combatir problemas gástricos y de estreñimiento.

 

¿Cómo puede ayudarnos el Aloe después de las fiestas navideñas?

 

Viendo los efectos que tiene el jugo de aloe sobre nuestro organismo, se puede decir que en estos momentos podemos hacer de este “jugo de los Dioses” nuestro mejor aliado. Solamente necesitamos tomar un chupito de jugo puro de Aloe Vera detrás de cada comida. Con esto ayudamos a hacer una mejor digestión, eliminando y evitando el hinchazón, inflamación, reflujo, acidez, etc… También querrás  ¿verdad? El jugo de Aloe Vera contribuye a evitar que el exceso de grasa se acumule en nuestro organismo. Ojo porque no sólo hablamos de bajar “michelines”… Promueve la eliminación de la grasa más dañina que se acumula en nuestras arterias: el colesterol y los triglicéridos.