stockvault-human-skin99174

Cosmética y alergias


Los productos cosméticos están sujetos a una estricta legislación europea que garantiza que son seguros para la salud del consumidor.

Sin embargo, prácticamente cualquier sustancia, natural o desarrollada por el hombre, posee el potencial de provocar una reacción alérgica a alguien en un momento determinado. Como ocurre con muchos alimentos, puede que ni sepamos que somos sensibles a ciertos tipos de ingredientes cosméticos hasta que probamos un producto y tenemos una reacción cutánea.

“La gente puede ser alérgica incluso a los productos de uso más común. No significa que los ingredientes usados en ellos sean poco seguros; es la manera en la que el cuerpo reacciona a ellos y que es diferente según la persona”, Doctor Chris Flower, Director General de la CTPA, biólogo y toxicólogo.

¿Se usan ingredientes que se sabe que causan alergias en los cosméticos?

Las sustancias que provocan reacciones alérgicas de manera generalizada no se usan en cosmética pero, cada persona es diferente y puede ser alérgica a sustancias que otros usan o consumen sin problema. No es posible evitar por completo las sustancias que puedan causar reacciones alérgicas poco comunes cuando se fabrican cosméticos, de la misma manera que no se pueden evitar todas los ingredientes o alimentos a los que alguien podría ser alérgico (esa lista incluiría frutos secos, huevos, trigo y harina, todas las galletas, pasteles, marisco, muchas frutas y los vegetales más comunes).

Todos los productos cosméticos que se venden en la Unión Europea tienen que llevar la lista completa de ingredientes y usar la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos, conocida como INCI. Esto ayuda a los usuarios a detectar los productos que contienen ingredientes a los que saben que son sensibles.

¿Qué significa ‘hipo alergénico’?

Significa que ese producto tiene un reducido potencial de causar reacciones alérgicas. Implica que el fabricante ha puesto más énfasis en la selección de ingredientes y en las pruebas llevadas a cabo para reducir aún más la posibilidad de provocar reacciones adversas.

¿Qué debo hacer si tengo una reacción alérgica?

Es conveniente Ante todo acudir al médico de cabecera o a un especialista que determinará si realmente se trata de una reacción alérgica. En ocasiones resultan ser irritaciones debidas a una especial sensibilidad de nuestra piel. Este tipo de reacciones suelen ser temporales y bastante suaves. Normalmente conllevan una leve rojez, picazón u otra incomodidad menor.

Sin embargo, es fundamental comunicarlo al fabricante (línea de atención al cliente o los números de información que aparezcan en el envase) para que sepa que alguien ha experimentado una reacción adversa a su producto. Y si la reacción persiste o vuelve o nos preocupa por cualquier motivo, consulte de nuevo a su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *